Carboxiterapia

 

Carboxiterapia

Photo by Jakob Owens on Unsplash

La Carboxiterapia es un tratamiento médico, que consiste en inyectar CO2 en forma subcutánea mediante la realización de un número variable de pequeños pinchazos con una aguja muy fina.

Se realiza con un equipo especialmente diseñado para regular la salida del gas a muy baja presión. Desde el sitio de la introducción del CO2 este se difunde fácil y ampliamente hacia los tejidos adyacentes ejerciendo su acción terapéutica.

Está indicado en el tratamiento de la celulitis, la grasa localizada, la flacidez y los problemas estéticos que incluyan alteraciones de la circulación.

EFECTO

El gas se inyecta en el tejido graso produciendo una reducción del mismo en el territorio de las grasas localizadas, papada y la celulitis.

Debido a que aumenta la micro-circulación y oxigenación, está indicada para mejorar cicatrices, estrías, alopecia (calvicie), alteraciones venosas, aclarar ojeras oscuras y mejorar la flacidez cutánea facial y corporal. También está indicada antes y después de una lipoescultura.

SESIONES

Dependiendo de los distintos casos, se consideran entre 10 a 20 sesiones. El ritmo puede ser de 1 a 2 por semana

OTROS TRATAMIENTOS

La carboxiterapia puede ser combinada con otros tratamientos como la presoterapia y la mesoterapia.

SENSACIONES

En las primeras sesiones se puede experimentar un ligero ardor en la zona de la inyección desapareciendo en segundos. A medida que las sesiones esta sensación es menos intensa.
Por el aumento de la circulación puede haber enrojecimiento y sensación de calor que desaparecen en 10 a 15 minutos.

En algunos casos pueden aparecer hematomas en el sitio de inyección.

Los pacientes se marchan sin ningún tipo de molestias ni restricciones, solo una sensación de pesadez en los miembros inferiores que se desvanece a las pocas horas.

 

Contáctanos

Pin It on Pinterest